Si solo tuviera una hora en Nueva York… subiría al Top of The Rock

La Gran Manzana es infinita. Uno puede estar días, semanas o años y nunca se agotará, pero… ¿y si solo tuviéramos una hora en Nueva York? Una parada exprés de crucero, una escala en un vuelo, una visita relámpago en medio de reuniones de trabajo. Yo no lo dudaría. Suban al Top of The Rock.

P1000854

Seguir leyendo “Si solo tuviera una hora en Nueva York… subiría al Top of The Rock”

Planificado sabe mejor

Es una de las eternas preguntas del viajero cuando se enfrenta a un nuevo destino. ¿Improviso o me lo preparo? ¿Lo llevo todo estudiado o dejo que la ruta me vaya sorprendiendo? ¿Me ato de antemano con hoteles y entradas compradas o voy reservando sobre la marcha? Yo he tenido temporadas de una y de otra tendencia, pero con el tiempo me he convencido de que un viaje planificado sabe más… y mejor.

Seguir leyendo “Planificado sabe mejor”

El pequeño lujo de viajar en coche (propio o de alquiler)

Hay tantas maneras de viajar como personas viajeras y ninguna es mejor que otra. Por eso conviene desconfiar de quien sostiene sin asomo de duda que HAY QUE hacer esto, HAY QUE ver lo otro o NO HAY QUE emplear el tiempo o el dinero en lo de más allá. Lo ideal siempre es contar con la mayor información posible y después decidir en función de las posibilidades o gustos de cada uno. También en lo que respecta al transporte.

Seguir leyendo “El pequeño lujo de viajar en coche (propio o de alquiler)”

Por qué me gustan los cruceros

(En la imagen principal, vista de San Petersburgo desde la terraza del Pullmantur Empress)
Los cruceros son como el Real Madrid. O los quieres o los odias. Hay gente que dice ser indiferente, pero eso es porque no los ha probado.
Bromas aparte, me gustan los cruceros. Quizás porque el primero, por el Mediterráneo occidental, lo hice fruto de un regalo, era totalmente inesperado y me lo tomé como una experiencia para probar. Luego repetí.

Seguir leyendo “Por qué me gustan los cruceros”