Harry Potter en Universal Orlando. El parque más mágico del mundo

Cuenta la leyenda que J.K. Rowling, la escritora de ‘Harry Potter y la Piedra Filosofal’, concibió la primera novela de la saga gracias a un tren retrasado que le dejó tiempo para pensar. Tenía una imaginación desbordante y talentosa, pero nunca pudo prever el fabuloso tinglado que se crearía a su alrededor. Eso lo hicieron los de Universal Studios.

El gigante cinematográfico ofrece en dos de sus complejos de Orlando (Florida) ‘The Wizarding World of Harry Potter’ y juntos forman el mejor parque de atracciones que he visto en mi vida. Si os gusta la saga, si os dejásteis cautivar por su fantasía aunque solo fuera en la primera entrega, este es el lugar donde seréis felices durante varias horas.

La magia hecha realidad se reparte entre Universal Studios propiamente dicho y Island of Adventures. Solo ocupan una parte de ellos, pero son lo mejor, y los diseñadores han tenido la habilidad de ofrecer una entrada combinada para poder conocerlo en un solo día. El llamado ‘Park to Park’ cuesta 170 dólares por persona (precio de 2018), pero vale la pena. Y mucho.

IMG_0062

Nosotros estuvimos en octubre de 2016, como parte de una ruta de dos semanas por Florida. Ya conocíamos el parque de Universal de Los Ángeles, así que nuestro objetivo era emplear todo el tiempo posible en el mundo de Harry Potter, y solo al final de la jornada visitamos otras atracciones del Island of Adventures.

Comenzamos la jornada en cuanto abrieron Universal Studios, a primera hora, y atravesamos tooooooodo este parque hasta llegar al final. La discreta presencia del Knight Bus indica que el mundo Potteriano está cerca, hay que buscar un recoveco en la pared de la estación Kings Cross y… guau: ¡El callejón Diagon! 

IMG_2896 2

Los días que visitamos parques vamos sin cámara réflex, simplemente con los móviles para estar más cómodos y no depender de taquillas o mochilas, así que las fotos no son de excesiva calidad. Pero en internet tenéis multitud de vídeos como este de mi admirado Alan por el Mundo que os ayudarán a entender mejor lo que se siente allí.

De fondo la banda sonora de las películas, el ambiente tan especial que han creado con la decoración, las inclinaciones imposibles de los edificios, los colores de las casas, los locales comerciales, los letreros, los tejados… Cada detalle está absolutamente cuidado para sumergirte en el ensueño. Te atrapa. No necesitas avanzar ni un metro para disfrutarlo. No te quieres ir de allí, porque es verdaderamente MÁGICO. img_0058.jpg
IMG_0059captura-de-pantalla-2018-07-12-a-las-12-21-06.jpg

Si tenéis la oportunidad de viajar hasta allí, no dudéis en hacerlo. Es una barbaridad. También, por supuesto, en el negocio que está montado en torno y para eso hay multitud de tiendas donde comprar dulces, varitas (algunas son interactivas y permiten hacer trucos a lo largo del parque), disfraces y una infinidad de merchandising relacionado con las películas.

img_0060.jpgIMG_3501

No podía faltar Ollivanders, la tienda de varitas donde Harry compra la suya (mejor dicho, donde la varita elige al protagonista) y en su interior, con grupos reducidos, hacen un pequeño número teatral que deja boquiabiertos a pequeños y mayores.

img_3520.jpg

Nosotros no picamos con las varitas (molan mucho, pero cuestan demasiado) aunque sí con las grajeas de multisabores y con la cerveza de mantequilla. Si queréis comprobar cómo saben los caramelos de hierba, cera de oído o vómito, es vuestra oportunidad. Y si preferís probar esta bebida que sabe a vainilla y tiene tantas calorías que podría sustituir a una comida, pues también.

El callejón ya merecería por sí solo la visita, pero la guinda la pone la atracción ‘La fuga de Gringots’, en cuyo tejado un espectacular dragón escupe fuego de vez en cuando.

img_2893-2.jpg

La recreación del banco custodiado por los gnomos es impresionante . Los pasillos, los techos, los periódicos con fotografías que se mueven y hablan, toda la cola hasta llegar a sentarse en los vehículos es una obra de arte que te sumerge poco a poco en lo que viene después.

El interior no es posible grabarlo, pero hay vídeos oficiales u oficiosos con los que uno se puede hacer una idea de la aventura virtual que ofrece. Una experiencia increíble, perfecta para soltar adrenalina y disfrutar de unos efectos audiovisuales absolutamente maravillosos.

Tras gozar plenamente del callejón Diagon, tocaba emplear el ‘park to park’ para dirigirnos a la otra mitad del mundo de Harry Potter y para ello, cómo no, hay que embarcar en el Hogwarts Express, el tren que conduce hasta el castillo y el pueblo de Hogsmeade (o viceversa, porque la visita se puede hacer en ambos sentidos).

IMG_3534

La experiencia de esta nueva inmersión sigue estando muy lograda. Hay que pasar por el andén 9 y 3/4, sortear a la lechuza y los equipajes de los alumnos del colegio mágico, sentarse en vagones calcados a los que ocupan los niños en la película y ver pasar por el pasillo el carrito de las chucherías, por los amplios ventanales el paisaje de Londres y entre ambos la amenazadora presencia de los Dementores.

Al otro lado nos esperaba la estación de Hogsmeade y el fastuoso castillo. Supone casi como volver a empezar, la segunda mitad del universo potteriano entre los tejados nevados del pueblo y las estructuras góticas de la escuela.

IMG_2914

IMG_3538

Era ya mediodía y, tras reponer fuerzas en uno de los restaurantes tematizados al estilo medieval inglés (el show debe continuar) entramos al castillo para disfrutar de la otra gran atracción: ‘The Forbidden Journey’, ambientada en una partida de quidditch.

De nuevo la decoración a lo largo de la cola es magistral, con el paso por las estancias de Hogwarts, las escaleras, los cuadros que hablan, la habitación del profesor Dumbledore, el sombrero que elige la casa a la que pertenecerá cada alumno… No se puede describir con palabras cómo los creadores de esos decorados logran meterte en el papel. Y al final, de nuevo, tras la espera viene el meneo de la atracción, en tres dimensiones y con emociones fuertes (la siguiente imagen está sacada del vídeo oficial de Universal Studios)  

Captura de pantalla 2018-07-12 a las 12.01.25

Hogsmeade está igualmente salpicada de tiendas y restaurantes, lugares donde consumir, beber y comer y continuar sintiéndose embriagado por las ilusiones de cartón piedra. Hay otras atracciones como el vuelo del Hipogrifo y (dependiendo de fechas) también espectáculos de iluminación nocturna. 

El ‘Mundo mágico de Harry Potter’ es La Meca para los aficionados a estos cuentos, una verdadero prodigio de la diversión y el entretenimiento, que supera incluso a los estudios que la productora tiene en los alrededores de Londres (y que también están muy bien, pues reproducen por ejemplo el comedor, decorados originales o trajes).

Orlando es conocido por los macroparques de Disney, pero estos no tienen nada que envidiar al imperio del ratón Mickey y su capacidad de hacernos niños de nuevo. Palabra de muggle.  

IMG_2927 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s