Castillos del Loira. Benditas locuras

Hay una región en el centro de Francia que presume de paisajes, de patrimonio, de vinos, de clima y de calidad de vida. Pero sobre todo presume de castillos. El Valle del Loira es el fruto de los avatares que la historia dejó en una zona colonizada durante un tiempo por la burguesía más rica, y también producto del acierto de sus habitantes que tras la Revolución supieron conservar ese legado, transformarlo y entremezclarlo entre sus pueblos y ciudades. Por eso las fortalezas y todo lo que se ha mantenido junto a ellas son benditas locuras del lujo que han llegado hasta nuestros días.

IMG_1112

El Valle del Loira ocupa una enorme extensión de terreno, se le conoce como ‘El jardín de Francia’, buena parte de su territorio está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y ciertamente tiene los alrededores del río que le da nombre salpicados de auténticas joyas. Incluye ciudades históricas como Orleans, Amboise, Tours o Blois, e infinidad de pequeñas localidades coquetas y cuidadas como suelen ser los pueblos franceses.

Sus castillos son lo más famoso y aunque no existe una lista oficial y cerrada, alrededor de medio centenar de ellos están catalogados como tales, bien conservados y preparados para la visita turística. Cobran entrada en todos (al menos en los más conocidos y recomendados) aunque algunos pueden verse desde el exterior y constituyen la herencia del tiempo en el que la corte real francesa se estableció en esta región, entre los siglos XV y XVI, un momento de esplendor artístico y de ostentación que se nota en el estilo.

Son muy diferentes a los que mayoritariamente conocemos en España porque, pese a tener cierta función defensiva, son sobre todo demostraciones de poder económico y político. El señor de un territorio decía algo así como “aquí estoy yo, y se van a enterar todos” y se construía un palacete que dejaba boquiabiertos a sus súbditos y a los demás miembros de la burguesía.

IMG_1144

Es inabordable visitarlos todos a no ser que uno quiera pasarse un mes pateando castillos, así que hay que seleccionar. Nosotros estuvimos en el Valle del Loira en el verano de 2017 y, como solo teníamos un día que incluía un viaje previo desde Poitiers, seleccionamos únicamente dos. A priori eran las estrellas, medalla de oro y plata en la mayoría de las listas del ‘top ten’ del Loira, y no nos decepcionaron.

El primero de ellos, que visitamos por la mañana, fue el castillo de Chambord. Se conoce también como ‘el Castillo Real’ porque allí estableció su residencia temporal el rey Francisco I. En realidad lo quería solo como un pabellón de caza que contaba con una gigantesca extensión de bosques a su alrededor y acabó construyendo la fortaleza-palacio más grande y espectacular de la zona.

IMG_1119

Desde la entrada ya es bien visible que se trata de un gigante. Sus varios pabellones, alturas y las filigranas del tejado impactan desde el primer momento, y el interior también es especial: una escalera de doble hélice sirve de distribuidora de los espacios por todas las plantas y su configuración permite que dos personas que suban y bajen podrán contemplarse pero no se encontrarán. Un ingenio (cuenta la tradición) de Leonardo da Vinci ante el que sucumben todas las cámaras de fotos. IMG_1133

En su interior no faltan suntuosas salas utilizadas por los reyes, los señores que los acompañaban y sus invitados, habitaciones dedicadas a guardar las calesas o pequeños museos de trofeos de caza.IMG_1129

IMG_1124IMG_1143

A medida que se asciende los techos van ganando protagonismo, con una especie de artesonado en piedra, y el esfuerzo del ascenso merece la pena para poder asomarse a las torres y la cubierta. 

IMG_1132

Es impresionante la cantidad de formas que se entremezclan ahí arriba y los materiales de distintos colores, claros y oscuros, que contribuyen a crear profundidad y matices.IMG_1147

Además, desde arriba se contempla el territorio de dominio de Chambord, con enormes jardines y un terreno arbolado sin fin, hasta donde alcanza la vista, donde vivían los ejemplares de caza mayor que tanto entusiasmaban a los grandes ricos de la época. Ahora son perfectos para el paseo.

IMG_1131IMG_1154IMG_1180

Chambord es, en definitiva, una exhibición de poderío y un castillo que deja muy claro al visitante la categoría de sus impulsores y su influencia en el territorio y en la historia.IMG_1170

La tarifa general cuesta 13 euros sin audioguía, emplearéis entre 1,30 y 2 horas en visitar el castillo y sus alrededores dependiendo de vuestro ritmo y junto a las taquillas hay tiendas de souvenirs, baños y varios restaurantes. Pero si no queréis sentaros a comer con tanta formalidad y buscáis algo más barato y al aire libre, en los jardines junto al gran aparcamiento de vehículos podéis comer de pic-nic como tanto les gusta hacer a los franceses.  (mejor si vais en vuestro propio coche o en bici, pues el Loira también es un paraíso del cicloturismo).

Nuestra segunda cita del día, ya por la tarde, estaba a una hora en coche por carreteras secundarias que van atravesando campos y pueblos. Si Chambord es la grandeza, Chenonceu es la delicadeza. Un castillo mucho más pequeño pero tan bonito o más, recogido y acogedor. Maravilloso.

IMG_1191

El llamado ‘castillo de las Damas’ (también 13 euros la entrada general) por las emblemáticas mujeres que por allí han pasado como Diana de Poitiers o Catalina de Médicis tiene como principal atractivo el estar construido sobre el cauce del río Cher, afluente del Loira. Ejerce por tanto de puente con cinco ojos, y su forma alargada condiciona también el interior, en el que destaca un larguísimo pasillo con suelo ajedrezado que se usaba como salón de baile en las fiestas de la nobleza.

IMG_1190IMG_1210IMG_1213

Chenonceu tiene también bonitos jardines, una zona que recrea cómo eran las construcciones donde vivía el servicio y estancias destacadas como la capilla o varias habitaciones. IMG_1206

En sus sótanos, además, se recrean las cocinas y el lugar recuerda a las que hemos visto en series como ‘Arriba y abajo’ o ‘Downton Abbey’. Allí se desarrollaba la actividad de los siervos y su escala es mucho mas real.

IMG_1214

Como dato histórico, el castillo sirvió como frontera entre la Francia ocupada por los Nazis y el territorio de Vichy, y varias placas relatan en ese lugar que a través de él lograron escapar varios miembros de la resistencia.IMG_1220

Cerca de Chenonceau se encuentra la ciudad de Amboise y el parque de atracciones de los Mini Chateaux, donde puede contemplarse una completa colección de estas joyitas a escala. Puede ser una buena opción para hacerse una idea de la región o para visitarlo con niños pero ojo, que como casi todo en Francia, cierra muy pronto incluso en verano.

Nosotros ya no teníamos tiempo para más y nos fuimos a Tours, donde teníamos el hotel. Aprovechamos para dar una vuelta por la ciudad y, la verdad, en conjunto nos decepcionó.

IMG_1229 2

Solo merece verdaderamente la pena (aunque mucho) la Catedral, que es de entrada gratuita salvo que queráis pagar por el claustro. La seo es digna de visitar, desde su fachada a sus vidrieras, pero el resto del centro histórico está casi todo reconstruido porque la ciudad fue muy dañada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.IMG_1234IMG_1239

Su plaza más famosa y pintoresca es la Place Pumereau, donde se conservan unas pocas fachadas antiguas con entramado de madera y pintadas de colores, y cerca está la torre de Carlomagno de la antigua basílica de San Martín.

IMG_1250IMG_1252

Aunque no sea maravillosa, Tours puede ser una buena opción para vuestro alojamiento en la zona si buscáis algo económico y no os importa que sea de estilo urbano y más impersonal. Nosotros estuvimos en los apartamentos Appart City Confort Tours, con una pequeña cocina propia ideal para preparar tus desayunos y/o cenas al terminar o empezar la jornada.

El Valle del Loira nos dejó la sensación de que aún puede dar mucho de sí. Hay quien ve 5, 10 o 15 castillos (el límite de lo excesivo ya lo pone el gusto de cada uno) pero nuestra ruta por Francia nos obligaba a seguir en carretera. Algún día volveremos para disfrutar más de esta zona privilegiada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s