San Petersburgo. El orgullo de Rusia

 

Nuestro profesor de Relaciones Internacionales en la facultad de Periodismo siempre decía “El gran oso ruso” para referirse al gigantesco imperio. Primero sometido bajo el yugo de los zares, luego convertido en la poderosa Unión Soviética y ahora como Federación Rusa, el país más extenso del mundo tiene un tremendo espíritu nacional y el epicentro de ese sentimiento es San Petersburgo. Aunque oficialmente la capital sea Moscú, la antigua Leningrado fue el emblema del lujo y el poder durante 300 años y eso todavía se nota en sus calles y sus canales. Palacios descomunales, museos inacabables, iglesias que compiten por llamar la atención, varias catedrales… La vieja Petrogrado es el núcleo del orgullo del país y una de las grandes maravillas de Europa.

Seguir leyendo “San Petersburgo. El orgullo de Rusia”

San Francisco 2 (Dos mil millas por la Costa Oeste VIII)

Un islote inexpugnable, una prisión de alta seguridad, los peores criminales en la época en que el hampa dominó Estados Unidos, tiburones en las frías aguas que la rodean, un símbolo del movimiento hippie, varios intentos fallidos de fuga y el cine. Con todos esos ingredientes y a lo largo de varias décadas se ha construido la leyenda de Alcatraz y a ella íbamos a dedicar toda la mañana en nuestro segundo día en San Francisco.

Seguir leyendo “San Francisco 2 (Dos mil millas por la Costa Oeste VIII)”

San Francisco (Dos mil millas por la Costa Oeste VII)

Una economía boyante gracias a la explosión tecnológica del cercano Silicon Valley, una bahía que la rodea por completo, un clima templado al que solo perturban las nieblas, el paradigma de la vida sana y deportista, enormes parques, playas panorámicas, un centro financiero con notables rascacielos, un tamaño accesible y una agitada vida cultural. Todos esos ingredientes confluyen en la capital del norte de California, y por todo ello la ciudad de San Francisco es un atractivo turístico de primera donde el visitante se queda sobre todo con una sensación: qué bonita.

Seguir leyendo “San Francisco (Dos mil millas por la Costa Oeste VII)”